Uno de los trabajos que realizamos como empresa de mantenimiento de jardines en Sevilla es cuidar del césped en muchos espacios. Sin duda es un trabajo difícil en una zona en la que la lluvia no es tan abundante. Por eso, en este post queremos ofrecerte algunos consejos para que puedas mantener el jardín de tu casa con un césped en las mejores condiciones.

El abono es fundamental para cualquier jardín, pero hay que tener cuidado con las cantidades. A diferencia de lo que puedes pensar, una dosis muy alta hará que tu césped se vuelva más vulnerable. Esto lo debilita frente a las malas hierbas, las plagas y el calor. Echa una dosis moderada y riega con generosidad el terreno.

Intenta evitar que haya huecos en el terreno porque es ahí donde aparecen las malas hierbas. Siembra césped en aquellas zonas menos pobladas. Por supuesto, antes de hacerlo puedes dar una pasada para arrancar las malas hierbas que encuentres.

Cortar el césped también es muy importante para su mantenimiento. Pero, cuidado, no lo hagas cuando esté mojado porque daña las puntas (y te costará mucho más). Tampoco es recomendable hacerlo antes de una helada, ya que el frío puede quemar las puntas recién cortadas.

Durante los días de verano deberías cortar el césped cada semana o, como muy tarde, cada diez días. No cortes mucho porque eso debilitará las raíces. Pero si no tienes tiempo de hacerlo, probablemente es mejor que acudas a especialistas del mantenimiento de jardines y en Sevilla puedes confiar en nosotros.

En Jardines y Paisajes nos encargaremos de que tengas un jardín perfecto en cualquier época del año.