Uno de los retos a los que nos enfrentamos las empresas de mantenimiento de jardines en Sevilla durante los meses de otoño e invierno es intentar que los jardines no queden deslucidos,  desfloridos y faltos de colorido en esta época. Y, para ello, nada mejor que optar por la plantación de flores que tengan una buena imagen durante todos los meses del año, al margen de que luego se puedan combinar con otras flores de carácter más estacionario.

De algunas de esas plantas y flores queremos hablar hoy en Jardines y paisajes, comenzando por los crisantemos, disponibles en una gran variedad de colores desde el amarillo, bronce, rosa, rojo o violeta pálido, una flor que necesita de lugares frescos y que requiere de un riego frecuente, aunque no hay que abusar, para que las flores no se marchiten.

Un clásico de las flores que siempre lucen independientemente de la época en la que estemos y de las condiciones climatológicas son las alegrías, también de riego moderado, que se abonan con abono líquido de floración y que se deben colocar en espacios de semisombra o parcialmente soleados.

Y otra opción que recomendamos las empresas de mantenimiento de jardines en Sevilla son los clásicos geranios, que tanto colorido aportan a estos espacios, que soportan desde pleno sol hasta semisombra y que necesitan de riego abundante y abono una vez a la semana. Por último, otras plantas que pueden florecer todo el año con los debidos cuidados son las begonias, de flores muy grandes en diversos colores, los anturios o la violeta africana, entre otras muchas.