Cada dos o tres años es conveniente realizar una poda de árboles y palmeras en Sevilla. Observaremos que la poda varía según la especie a tratar, así que nos centraremos ahora en las palmeras que, por ejemplo, bordean varias calles de la ciudad. 

Primeramente se deberá hacer un examen detallado de posibles daños estructurales, enfermedades en las plantas, ramas muertas y hojas de palmera secas a fin de estimar el trabajo que debemos hacer. Dependiendo del clima se puede hacer en cualquier época del año, pero ante el riesgo de ocasionales heladas es mejor dejar que pase la época de más riesgo de frío. Por esto, la mejor época en Sevilla para que los profesionales de Jardines y Paisajes realicen estas tareas es a partir de la primavera. 

El efecto visual no es nada desdeñable: una palmera llena de hojas secas da sensación de abandono, de no mantenimiento, aparte de que dichas hojas secas se pueden caer encima de una persona, y si la palmera ya es grande, podrían causar lesiones de diversa consideración; también constituyen un riesgo de incendio, más si tenemos en cuenta las altas temperaturas que alcanzamos en los meses de julio y agosto.

A fin de prevenir y remediar enfermedades que podrían llevarnos a tener que talar el árbol entero, así como realizar un mantenimiento adecuado de las plantas, y que el impacto visual sea verde y fresco, la poda de árboles y palmeras en Sevilla constituye una tarea importante que realizar periódicamente, ya sea en propiedades privadas, parques o calles de nuestra ciudad.