Comienza el otoño y el mantenimiento de jardines en Sevilla es muy importante para cuidarlos en los meses más fríos del año. Aunque veas que muchas plantas y flores se marchitan, el césped cambia su color verde y las hojas de los árboles se caen, hay trucos para mantener tu jardín reluciente y sano para cuando vuelva a florecer.

La estación es perfecta para ir recogiendo los restos de especies caducas, desenterrar bulbos del verano y adaptar a la época la periodicidad de los riegos y abonos. Debemos preparar a nuestras plantas y árboles para los meses más fríos del año y así no tener que renovar el jardín por completo en el próximo. 

Tal como nos comentan desde Jardines y paisajes, en los primeros días del otoño debemos podar las ramas de árboles y arbustos para sanearlos y que así soporten mejor los días fríos, floreciendo con más fuerza en la próxima primavera. Además, podemos aprovechar para sembrar ciertas plantas de floración y resistentes al invierno como las violetas o coníferas. Recuerda cubrirles el pie con hojas o compost para que no se seque la tierra que las rodea.

En cuanto al césped, los profesionales de esta empresa dedicada al mantenimiento de jardines en Sevilla destacan que requiere un cuidado específico para cada estación. Es necesario quitar las hojas muertas o secas para darle oxígeno y el primer paso es segarlo, aumentando la altura del corte ya que en esta época el césped crece con menos frecuencia. Luego debemos airearlo haciendo agujeros de unos 10 centímetros de profundidad para darle oxígeno a la raíz. Por último, debes aplicar fertilizante para alimentarlo. 

Por todo ello, no pierdas tiempo y ponte manos a la obra para que tu jardín siga reluciente en cualquier época del año.