Proceder a preparar una parcela abandonada con el fin de utilizarla para cultivar, sembrar o plantar requiere de una serie de labores previas de adecuación. Los desbroces y limpiezas de terrenos en Sevilla son parte de estas labores, que incluyen también otros procesos como los que vamos a explicarte a continuación.

Lo primero que se debe hacer es realizar el desbroce de la zona que se pretende recuperar, pudiéndose utilizar para ello motodesbrozadoras portátiles cuyas características dependerán del tipo de matorral que se haya de eliminar, ya que no es lo mismo retirar hierba alta que arbustos de diámetro superior. Una vez desbrozados se pueden amontonar y quemar in situ. Desde Jardines y Paisajes te recordamos que para realizar esta quema debes solicitar previamente los permisos y autorizaciones pertinentes. Otra opción es proceder a su triturado mediante una trituradora, aprovechando para incorporarlos como materia orgánica en la misma finca.

Es probable que en la parcela exista algún árbol. La mejor opción es mantenerlo en pie porque son numerosas las funciones protectoras de estos seres vivos: sujetan el suelo frente al agua, mantienen la humedad, te ofrecerán sombra en los días de calor y son refugio de aves y otras especies animales. Si, por el contrario, detectas algún tocón antiguo, debes proceder a su retirada. Ésta no es una labor fácil y, probablemente, deberás solicitar los servicios de profesionales en desbroces y limpiezas de terrenos en Sevilla. Esta operación se suele realizar con un bulldozer, con una retroexcavadora o con una barrena helicoidal.