Hoy en día, el mantenimiento de jardines en Sevilla, tanto públicos como privados, en perfecto estado requiere de un estudio que tendrá en cuenta el tipo de suelo, las plantas que crecerán en él y el sistema de riego idóneo para el mejor aprovechamiento del agua. De todo ello se ocupa el departamento técnico de la empresa Jardines y Paisajes.

A la luz de los resultados de este análisis se determina qué método de riego ofrece mayor garantía de un uso eficiente y no derrochador del agua.

Los tipos y características de los sistemas más comunes son:

El riego por aspersión permite un alcance a partir de los 6 metros, según la presión y el tipo de boquilla utilizada. Puede ser de tipo emergente, se levanta del suelo; y móvil, se coloca en una manguera y va cambiando de lugar.

El riego con difusores es parecido al anterior y se utiliza en superficies más pequeñas. Alcanza entre 2 y 5 metros, pudiendo ser modificado según se abra o cierre la potencia del difusor.

El riego por goteo aporta de forma localizada el agua a cada planta por medio de goteros integrados en la tubería o que se pinchan en ella a modo de botones. Las ventajas que aporta son el ahorro de agua y mantener el nivel de humedad constante sin encharcar el terreno.

El riego subterráneo consiste en enterrar tuberías perforadas entre 5 y 50 cm. que, al no estar expuestas al aire y el sol, duran más tiempo, minimizan la pérdida de agua y son una solución más estética.

Las cintas de exudación son tuberías porosas que conducen el agua de forma uniforme y están especialmente indicadas para cultivos en línea.

De estos sistemas de riego para el mantenimiento de jardines en Sevilla le informa Jardines y Paisajes.